1

Optimizar memoria RAM

Indudablemente, la memoria RAM es básica para el funcionamiento del ordenador, porque maneja los distintos procesos que se llevan a cabo mediante el equipo, brindándole fluidez a las tareas que estemos desarrollando. Si la memoria RAM es insuficiente o se encuentra mal optimizada, los procesos comenzarán a tornarse más lentos o directamente se abortarán.

Lógicamente, la mejor solución ante esto es adquirir un equipo con mayor memoria RAM o incorporar módulos de la misma a nuestra PC. Pero si nuestro plan es ahorrar, sobretodo en tiempos de crisis económica, una buena idea es optimizar el funcionamiento de esta memoria a través de algunas aplicaciones concretas, que pueden llegar a ser realmente muy útiles.

La realidad es que las actualizaciones en los sistemas operativos y el incremento en la complejidad de la navegación en Internet han provocado un importante aumento en los estándares mínimos de memoria RAM, si lo que buscamos es un funcionamiento óptimo de nuestro ordenador, pudiendo aprovechar toda su potencia.

Por ejemplo, analizando las últimas actualizaciones del Sistema Operativo Windows nos podemos dar una idea del incremento mencionado en las necesidades de memoria RAM. Mientras Windows 98 requería 64 Megabytes de RAM para funcionar con agilidad, Windows XP ya necesitaba 256 Megabytes y Windows Vista aumentó el patrón procurando un mínimo de 1 Gigabyte (aunque para muchos debe partirse desde los 2 Gigabytes).

Minimem: una interesante posibilidad

Una de las alternativas es Minimem. Se trata de un programa gratuito para Windows, que permite seleccionar los componentes que se optimizarán para que el equipo trabaje con más eficacia. En otras palabras, elimina la mayor cantidad de información posible para que un determinado software funcione correctamente. Esto puede realizarse en cualquier momento y con todas las aplicaciones instaladas en el ordenador. Puedes descargar Minimem aquí.

Esta solución puede ser muy operativa en aquellos programas de mayor uso, como por ejemplo los navegadores, gestores de correo electrónico o paquetes de ofimática, que consumen importantes cantidades de memoria RAM. Sin embargo, no aplica las restricciones para aquellos programas que se estén ejecutando en el escritorio.

Software libre

Para aquellos que crean poder sobrevivir sin Windows, otra posibilidad para optimizar la memoria RAM es usar software libre. Es que en estos sistemas operativos, los requerimientos de RAM son menores y, por lo tanto, pueden llegar a ser muy útiles en ordenadores antiguos o con escasa capacidad en este punto.

Por ejemplo, el último Ubuntu 8.10 de GNU/Linux funciona a la perfección con un mínimo de 384 Megabytes de RAM. Asimismo, incorpora prácticamente todas las aplicaciones y programas que pueden hallarse en Windows. En consecuencia, puede ser una alternativa interesante para aquellos usuarios que no deseen o estén en condiciones de modernizar sus equipos informáticos.

Fuente | informatica-hoy

Show Comments

No Responses Yet

Leave a Reply